logo.jpg

EUCARISTIA...

Confesión



"A la comunión no vamos como a un premio, no vamos a una visita de etiqueta, vamos a buscar a Cristo para «por Cristo, con Él y en Él» realizar nuestros mandamientos grandes, nuestras aspiraciones fundamentales, las grandes obras de caridad... Después de la comunión quedar fieles a la gran transformación que se ha apoderado de nosotros. Vivir nuestro día como Cristo, ser Cristo para nosotros y para los demás. ¡Eso es comulgar!"



San Alberto Hurtado



Horarios



La Eucaristía es “fuente y cima de toda la vida cristiana” nos dice el Catecismo de la Iglesia Católica.



Todos los cristianos tenemos la esperanza de vivir eternamente, en presencia de Dios, tras la muerte del cuerpo. Esta fue la alianza que Dios hizo con nosotros en el comienzo de los tiempos y que reafirmo haciéndose hombre entre nosotros, llevando consigo a la cruz todos nuestros pecados. En la Eucaristía, se renueva la Alianza con Dios. El cristiano , se alimenta con la Palabra de Dios y con el Cuerpo y sangra de Cristo y con ello se fortalece, se limpia, se une estrechamente a Cristo para dar testimonio de su amor en el mundo. Al mismo tiempo Dios se hace visible sacramentalmente para nosotros y así, nos acoge, nos alimenta, nos perdona, nos da sabiduría y fortaleza. En cada Eucaristía se actualiza la alianza personal y única que Cristo realizó en la cruz, y que a través de ella nos permitirá alcanzar la vida eterna.