logo.jpg

CATEQUESIS

BAUTISMAL...

Bautismo



REQUISITOS PARA LOS PADRINOS



Los padrinos tienen el papel – junto con los padres del niño- de presentar al niño que va a recibir el Bautismo, procurar que después lleve una vida cristiana de acuerdo a su fe y cumpla fielmente las obligaciones contraídas en este sacramento.



Todo el que va a ser bautizado debe contar con, al menos, un padrino. Para ser padrino es necesario que haya sido elegido por los padres del niño o por quienes ocupen su lugar. Debe tener sobre los 16 años, ser católico, haya recibido la primera comunión y lleve una vida congruente con la fe y la misión que va asumir. En caso de no estar confirmado, deberá hablar con el Párroco. Lo mismo en el caso de que no cumple el requisito de la edad. No puede ser el padre o la madre de quien se va a bautizar.



Los padrinos en caso de ser casados, deben serlo también por la Iglesia. No podrán ser padrinos los no creyentes, los que pertenecen a alguna secta, divorciados y vueltos a casar, miembros de otra confesión religiosa, y convivientes. El bautizado que pertenece a una comunidad eclesial no católica sólo puede ser admitido junto con un padrino católico, y exclusivamente en calidad de testigo del bautismo.



Se podrá admitir como padrino o madrina un hermano o una hermana mayor del niño de menos de 15 años de edad, con tal que haya hecho la primera comunión o se esté preparando para hacerla.



En todo caso, si tú presentas alguna de estas características y otra, no dudes de acercarte a la Oficina Parroquial o al Párroco para aclarar tus dudas.

¿QUIERES PEDIR EL BAUTISMO PARA UN NIÑO?



Los que piden el Bautismo para un niño (sus padres o los que tienen la tuición del niño) han de profesar la fe de la Iglesia y deberán acompañar al recién bautizado en su camino de fe. Por eso es importante que te prepares bien para ello.



El Bautismo de un niño debe ser en lo posible, dentro de las primeras semanas de vida.



Acércate a la Oficina Parroquial para inscribir al niño con los mismos nombres y apellidos que se leen en los documentos civiles. Para ello, lleva el certificado de nacimiento o la libreta de familia. Allí se te invitará a los Encuentros de Catequesis Bautismal con los que podrás preparar este acontecimiento tan importante para la vida de tu hijo y para tu familia.